Serxiño Pazos con un EVO X Gr. N en 2017.

Tras participar en la pasada edición del Rally do Cocido, el piloto Coruñés Ser Pazos vendía su habitual Peugeot 206 con el que había participado en la cita de la Comarca del Deza, poniendo así el punto y final a la temporada. Sin embargo, Serxiño se encuentra actualmente trabajando ya en un nuevo proyecto de cara a esta próxima temporada, en la que cambiará radicalmente de montura, y es que pasará a un vehículo de tracción total, como es un Mitsubishi Lancer EVO X en su configuración de Gr. N con el que intentará hacer las máximas pruebas posibles durante esta campaña dentro del regional gallego de Rallys. A día de hoy, la unidad japonesa se encuentra en fase de construcción en las instalaciones lusas del preparador  KYMSO, lugar donde también se encuentra en proceso el Ford Fiesta N5 de Luis Vilariño.

«Tras vender el 206 nos surjió la posibilidad de montar un EVO X desde cero. Será un grupo N en el cual ya estamos trabajando mediante KYMSO, mismas instalaciones que en la que se encuentra el N5 de Luis. Ahora se está acabando la carroceria y tan pronto esté terminada, será llevada a las instalaciones de RMC para preparar toda la mecánica con la intención tenerlo listo lo antes posible.»

Aún sin una fecha marcada para la finalización del montaje del Mitsubishi, el Coruñés se esforzará para poder tomar la salida en el Rally do Cocido con su compañero Cristian Mejuto.

«Teníamos ganas de acabarlo antes de Lalín, pero lo vemos algo complicado. Haremos pruebas sueltas del regional ya que nuestro presupuesto es muy reducido y Ourense ya que es una prueba muy atractiva para nosotros.»

Sin comentarios

Deja un comentario