Nuevo compañero de batallas para Adrian Gil.

Tras disputar el pasado año la temporada al completo en la copa “AMF Pirelli” a bordo de su Citroen Saxo con el cual lograba conseguir el campeonato, Adrián Gil anunciaba a principio de temporada que este 2017 sería un año totalmente diferente al anterior en cuanto al ámbito deportivo, ya que decidía dejar las carreras un poco de lado para centrarse en otros temas externos. Hace escasas semanas el piloto de San Sadurniño anunciaba la venta de su Citroën Saxo, el cual llegaría a manos del equipo Mendez Competición, pero sorprendentemente, escasos días después, Gil publicaba la adquisición de un nuevo vehículo. Se trata de un Citroen C2 R2 Max, procedente de Asturias, un coche más competitivo que el anterior y que como bien nos comentaba el propio Adrián, veremos pronto por los tramos gallegos, ya que la intención es estrenarlo en el próximo Rally de Narón.

 

«Es un coche que siempre quise adquirir, incluso antes de comprar el Saxo, pero por aquella época no estaba en venta. La idea para este año es estrenarlo en Narón y después hacer un par de rallys más para adaptarnos al coche ya que será un cambio bastante notorio.»

Un 2017 que será de adaptación y con el fin de estar al 100% a principio de temporada del año que viene ya que la idea estar participar en la disputada Top Ten Pirelli.

«Buscábamos un coche superior y el C2 tiene todo lo que buscábamos para llegar a ser más competitivos ya que la idea es intentar disputar el campeonato al completo dentro de la TOP-TEN Pirelli en 2018 e intentar estar en los puestos de cabeza.»

Sin comentarios

Deja un comentario