Daniel Marbán: «El paso natural es tener un proyecto para luchar por el Campeonato Absoluto.»

La pretemporada 2017 está siendo la más agitadas de los últimos años , el paso a reglamentación FIA ha abierto las puertas a muchos equipos a luchar por la victoria . A ellos quiere unirse otro piloto, el madrileño Daniel Marbán, que tras haber participado durante las últimas campañas con su Lotus, espera poder estar en la lucha por las victorias.

 

  • Tras dar por finalizada la etapa Lotus y con el inicio de temporada cada vez mas cerca, cuales son tus planes para este 2017?
Evidentemente, el siguiente paso natural que debemos y queremos dar es tener un proyecto para luchar por el Campeonato Absoluto. Ya hemos conseguido tres campeonatos de España por categorías y dos clasificaciones generales dentro de los cinco mejores (5º en 2012 y 3º en 2016) y casi siempre dentro de los diez primeros, por lo que ya sólo se puede mirar hacia arriba. 2017 será la primera temporada en la que tengamos ese objetivo principal y que sea alcanzable en un plazo de 3 temporadas como máximo. Si no lo consiguiéramos, cosa que también hay que contemplar porque la competencia será durísima con la llegada de tantos pilotos con R5’s, al menos deberíamos ser capaces de estar en la lucha siempre y optar a victoria en muchos rallys.

 

  • Cambio de montura? Nuevos proyectos?
Si queremos optar a ganar debemos tener un coche de alto nivel y eso nos obliga a cambiar de coche. El Lotus ha sido un proyecto fantástico al que hemos dedicado mucho tiempo y esfuerzo, dejándolo en un nivel de fiabilidad excepcional y un rendimiento muy alto, pero es obvio que la victoria absoluta no estaría a nuestro alcance. El coche que elijamos finalmente debe cumplir el requisito de ser fiable y rápido y hay varias opciones para conseguirlo, no sólo con un R5, pero tampoco podemos concretar más porque manejamos varias opciones actualmente, todas con el mismo nivel de probabilidades de hacerse realidad.

 

  • Te planteas el participar en algún otro campeonato fuera del CERA?
Desde hace varios años compito en pruebas de circuito en Madrid y me gustaría poder compaginarlas con los rallyes, pero ahí dependo de los calendarios y mis compromisos empresariales. También siempre he querido probar «la tierra» y creo que, como piloto, me podría aportar muchas cosas buenas para hacerme más completo en condiciones de asfalto deslizante.

 

  • Fin de la etapa Gt dando paso a los R5 y Maxi Rally, que opinas sobre este cambio?
Creo que es natural que los coches hechos para rallys dominen los rallys y la situación de dominio de los GT’s era un poco anormal, pero que ha sido el salvavidas del CERA en los momentos más difíciles, por lo que no debemos despreciar su aportación y legado. Todavía puede existir un hueco para ellos debido a su bajo coste de mantenimiento y espectacularidad. Respecto a los R5, sólo puedo poner el «pero» del coste de adquisición, que disparan los presupuestos y a más de uno le puede llevar a la ruina. Si esto sirve para estimular a las marcas a apoyar el deporte, perfecto, pero si no es así, habrá un rebote negativo porque a los equipos se les hará muy cuesta arriba amortizar esas inversiones en poco tiempo. Esperemos que no sea así. Los N5 pueden ser un escalón clave en la evolución de los pilotos más jóvenes, que después de los R2 y R3 se ven muy limitados. Son vehículos con unas prestaciones elevadas a un precio más contenido que un R5, pero que creo que deberían tener un límite de desarrollo porque no es una categoría fácil de vender a las marcas al correrse con motores PSA únicamente. Si cada marca pudiera usar su propio motor sería otra cosa porque podría defender su producto y no el de su competencia vestido con su apariencia. Es paradójico, pero cierto. Aparte, todavía queda mucho desarrollo en asfalto por hacer para saber las verdaderas posibilidades de los N5 o Maxi’s, ya que fueron ideados para correr en tierra.

 

  • Que opinas sobre el bridado de los Mitsubishi R4?
Bueno, no es una medida sólo para los Mitsubishi, es para todos los N+ y creo que es una medida parcial para atajar un problema derivado de una mala reglamentación anterior. El exceso de libertad y poco seguimiento de la legalidad para preparar los N+ ha llevado a generarse una infinidad de coches diferentes, en función de las piezas que montaban, aun siendo, en su mayoría, la base del Evo X. Finalmente, ha habido un coche (no un modelo) con un rendimiento que se ha descontrolado, arrasando en el campeonato. Ahora, el cambio de la medida de brida y combustible afecta a todos… Yo habría ido más allá y habría eliminado esa reglamentación por completo y sólo permitiría la normativa FIA para los R4, aumentando las posibilidades de elección en el grupo medio de las inscripciones, puesto que son coches de fácil mantenimiento y de adquisición relativamente asequible. Lo que precisamente ha disparado los costes de estos coches son los «extras» que había que montar para hacerlos ganadores (caja de cambios, frenos, carbonos de carrocería, etc…). La brida de 36mm también permitía unos niveles de potencia para los que los componentes de serie no estaban preparados y te exigían un mantenimiento mucho más caro al tener que cambiar más cosas en menos tiempo para mantener la fiabilidad en carrera. Es un segmento en el que yo no invertiría con la actual reglamentación porque es caro y ya no va a ser competitivo.

Sin comentarios

Deja un comentario